Búsqueda personalizada

lunes, 9 de abril de 2012

Juez Dredd: origen.


En un futuro no muy lejano la Tierra será destruida casi por completo por una guerra nuclear entre las dos grandes potencias, la URSS y América. La raza humana consiguió sobrevivir pero el planeta no salió muy bien parado. Lo que ahora conocemos como los Estados Unidos ha quedado convertido en un gigantesco desierto radiactivo poblado por todo tipo de sabandijas mutantes. Los humanos normales se apiñan en las dos ciudades que surgieron después del conflicto Mega City 1 en la costa este y Mega City 2 en la oeste, ambas con cerca de 400 millones de habitantes. Cada ciudad se compone de enormes bloques de edificios con capacidad algunos para hasta 100.000 individuos.

Como es de esperar en este ambiente post-apocalíptico el crimen y la delincuencia campan a sus anchas. El frágil gobierno requiere de severas medidas para acabar con la delincuencia e intentar poner algo de orden en las calles. Se decide suprimir la policía y los órganos judiciales anteriores a la guerra. Todo el poder es entregado a una nueva fuerza, los jueces. Este nuevo cuerpo de seguridad tienen plenos poderes para acabar con el crimen. Estos nuevos jueces son capaces de llevar a cabo las detenciones y juzgar al individuo al momento. De entre todos los jueces que patrullan Mega City 1 el más temido e implacable es Joseph Dredd.


El primero de los jueces y una de las figuras más respetadas después de la guerra fue el juez jefe Fargo. Tras su muerte su ADN fue conservado y se le consiguió clonar. Estos clones fueron los hermanos Joseph y Rico Dredd. Desde pequeños ambos fueron instruidos para seguir los pasos de su progenitor y convertirse en los mejores jueces de Mega City. Con el paso del tiempo Rico fue volviéndose loco y Joseph se vio obligado a encerrarle en prisión. Años después consiguió salir de la cárcel pero volvió a las andadas y Joseph se vio obligado a matarle en defensa propia.

Esta parte de la historia de Dredd da una idea de los métodos y medios empleados por el personaje. El juez Dredd es totalmente implacable e impasible ante los criminales. Desde el más cruel de los asesinos hasta contrabandistas de azúcar, nadie escapa de la ley. Es respetado por el resto de sus compañeros y temido por los criminales, y la mayoría de los ciudadanos, de toda Mega City 1.

El Juez Dredd ha sido desde el principio un personaje extremo. Ello permite a los autores una feroz crítica de la sociedad y los sistemas totalitarios. A pesar de lo que pudiera parecer Dredd es un personaje totalmente polivalente y podemos leer historias suyas de todos los registros posibles. En ocasiones podemos encontrarnos con sagas llenas de acción y emoción en las que vemos le vemos imponer la ley en las calles como tantos otros justicieros. Pero también podemos verle en otras en las que priman los elementos propios de la ciencia ficción o directamente paródicas en las que es casi imposible no reírse.


El arma básica de los jueces es el Legislador Mark II, una pistola capaz de disparar un total de seis tipos de munición diferente como por ejemplo perforadora, explosiva o alta velocidad. Me llama la atención que la funda para la pistola la llevan en el tobillo, en vez de la clásica cartuchera de la cadera. El vehículo con el que cuentan es una motocicleta llamada Lawmaster, que cuenta con un completo arsenal. Además de esto los jueces también tienen con una porra y un cuchillo.

Una de las principales características de Dredd es que nunca se le ha visto el rostro. Siempre va con el casco y solo se deja ver la mueca de la boca, una de las expresiones más reconocibles del cómic. En ocasiones le podemos ver herido sin casco pero siempre le vendan la parte superior de la cabeza. En otras ocasiones podemos ver al juez Fargo en algún flash back pero el dibujante responsable se las apaña para que su rostro quede oculto. El otro gran rasgo distintivo del personaje es su frase "yo soy la ley", que grita cada vez que tiene ocasión para que le quede claro a los criminales quien manda.


La primera aparición del Juez Dredd la podemos encontrar en el número 2 del semanario británico 2.000 AD a cargo de John Wagner y el español Carlos Ezquerra hace 35 años. Desde el principio atrajo la atención del público y se convirtió en un fijo de la revista. Por sus páginas han pasado todos los grandes artistas que ha dado el Reino Unido al mundo del cómic. Pero esto ya es tarea de otro post.

1 comentario:

Yota dijo...

Yo a este personaje lo he seguido de manera intermitente.

Tengo la serie regular de Zinco, un tomito de DOlmen, tpbs usa y algunas grapas de la serie dibujada por Quitely de DC....

Me gusta mucho la verdad, cafre y bruto y aunque la película cambiaba mucho su personalidad también me lo pasé teta.