Búsqueda personalizada

viernes, 29 de marzo de 2013

Antes de Watchmen: Los minutemen de Darwyn Cooke.

Ficha:

- Guión y dibujo: Darwyn Cooke.
- Color: Phil Noto.
- Edición original: Publicado por DC Comics en la miniserie de seis números Before Watchmen: Minitemen.
- Edición española: Publicado por ECC en una minserie de seis números en grapa de 32 páginas a 2´5 € cada uno entre diciembre de 2012 y mayo de 2013.


Opinión:

Vamos con la tercera miniserie dedicada a Before Watchmen. Para este post he elegido la historia de los Minutemen. No era de las que más me llamaba la atención pero el dibujo de Darwyn Cooke y la ambientación de los años 40 al final me animaron a seguir esta serie. Como curiosidad decir que el número uno de los Minutemen fue el cómic con el que se inició la colección Before Watchmen el pasado mes de junio.

Los Minutemen eran el grupo de héroes de los años cuarenta y que sirivieron como inspiración a los protagonistas de la serie para formar el suyo propio en los sesenta. En la serie original no llegaban a aparecer de forma directa pero les veíamos en flashbacks o en las narraciones del libro Bajo la máscara que venían al final de algunos capítulos. Entre sus integrantes encontramos al Comediante que por esa época era poco más que un adolescente pero ya tenía toda la mala leche que le veríamos de mayor.


La historia gira entorno a Hollis Mason, el Búho Nocturno original. Por un lado tenemos la narración de los años 60 en la que vemos como va a publicar Bajo la máscara donde pretende contar como fue la historia de los Minutemen. Una historia con más sombras que luces y en la que hay muchos secretos que no deben ser descubiertos. Casi todos los capítulos empiezan con una escena de Mason relacionada con la escritura del libro para luego pasar al pasado y enseñarnos a los Minutemen. De esta manera vemos como se funda el grupo, sus primeras misiones y las tensiones existentes entre sus integrantes que les llevarían a la separación.

Darwyn Cooke hace un completo análisis de todos los integrantes del grupo centrándose en la figura de Mason. Vemos como algunos están más preocupados de la imagen y otros que quieren realmente ayudar y ser héroes. No obstante el autor se centra claramente en algunos personajes dejando a otros como secundarios con poco o nada que aportar a la historia.


La primera mitad de la historia no me ha convencido nada. Se me ha hecho pesada y aburrida. La formación del grupo no me llamaba mucho la atención y lo único interesante era ver la interacción entre los personajes. A partir del número cuatro la cosa cambia. Mason adquiere completamente todo el protagonismo y vemos como intenta resolver un caso sobre desaparición de niños. En esta recta final el Comediante tiene dos apariciones espectaculares. La primera narrando un pasaje sobre Vietnam y la segunda una charla con Mason donde pone los pelos de punta.

El dibujo de Cooke es el de siempre, es decir muy bueno. Su estilo Cartoon me encantan y es perfecto para mostrar todo tipo de emociones. Cierto es que a primera vista puede no ser una maravilla pero cuando lees un cómic de Cooke vez como la historia se va contando casi solo con el dibujo por medio de la expresiones de los personajes.


Al igual que ocurría con la miniserie de Espectro de seda esta historia hace las funciones de año uno de los Minutemen. Básicamente coge todo lo que nos contaron Moore y Gibbons, lo ordenan cronológicamente y le va añadiendo acontecimientos. Si quieres profundizar en la historia de estos personajes es una buena historia. Tiene un sabor a cómics antiguo pero a la vez con toques de supers no tan nobles como los que podemos ver en la propia Watchmen o cómics más recientes como Authority.

Me ha decepcionado el principio de Minutemen pero en cambio el final me ha encantado el final. Supongo que la valoración global se queda un poco en tierra de nadie. Echadle un vistazo que aunque solo sea por el final merece la pena.